Música!

(Clément Philibert) Léo Delibes (Saint-Germain-du-Val, (hoy un barrio de La Flèche, en el departamento de Sarthe), 21 de febrero de 1836 - París16 de enero de 1891) fue un compositor romántico francés, recordado por sus ballets Sylvia y Coppélia y, más recientemente, por su ópera Lakmé.

Biografía

Era hijo de un cartero. Su madre era música, y su abuelo fue cantante de ópera. Fue criado sobre todo por su madre y su tío después de la temprana muerte de su padre.

Comenzando en 1847, Delibes estudió composición en el Conservatorio de París, donde obtuvo un primer premio de solfeo en 1850. Fue alumno de Adolphe Adam. Un año más tarde, también tomó clases de canto, aunque terminó siendo mejor organista que cantante. Ascendió posiciones como pianista acompañante y director de coro en el Théâtre Lyrique, segundo director de coro en la Ópera de París (1864), y organista en el Saint-Pierre-de-Chaillot entre1865 y 1871. La primera de sus varias operetas fue Deux le sous charbon, compuesta en 1856 para el Folies-Nouvelles.

Delibes alcanzó verdadera fama en 1870 con el éxito de su ballet Coppélia. Se estrenó en la Ópera de París. Se basa en una historia del escritor alemán Ernst Theodor Amadeus Hoffmann. Cuenta el destino del viejo Dr Coppelius y de su muñeca Coppélia, que cobra vida. A menudo se interpreta como suite de concierto.

Entre sus otros ballets están Sylvia, escrito con Léon Minkus y publicado en 1876; su acción se desarrolla en Grecia. Destaca el “Pizzicato” de este ballet, uno de los mayores éxitos de Delibes. Gran amante de la danza, Chaikovski admiró ambos ballets.

Delibes también compuso varias óperas, la última de las cuales, la exuberante y orientalizante Lakmé, fue estrenada en la Opéra-Comique en 1883. Narra el amor imposible de un oficial británico y la hija de un sacerdote de Brahma, en la India del siglo XIX. Contiene, entre muchos números deslumbrantes, el famoso número de lucimiento para soprano de coloratura conocido como la Scène et légende de la fille du paria, llamada Air des clochettes (Aria de las campanillas): “Où va la jeune Indoue?”. El dúo Sous le dôme épais , llamado Dueto de las flores, es igualmente famoso; se trata de una barcarola que los anuncios comerciales de British Airways hicieron familiar al público general.

En su época, sus óperas impresionaron lo suficiente a Chaikovski como para que considerase a Delibes “mucho mejor que Brahms”, lo cual no es muy elogioso, habida cuenta de que el compositor ruso consideraba a Brahms “un bastardo sin talento.”

En 1867 Delibes compuso el Divertissement Le Jardin Animé para la recuperación del ballet Le Corsaire de Joseph Mazilier y Adolphe Adam; escribió una misa, una cantata sobre el tema de los argelinos; y compuso operetas y música ocasional para el teatro, tal como danzas y aires antiguos para Le roi s’amuse (El rey se divierte) de Victor Hugo (1882), la obra teatral que Verdi convirtió en Rigoletto.

Algunos musicólogos creen que el ballet Fausto de Charles Gounod fue realmente compuesto por él. También son muy famosas sus canciones Bonjour, Suzon! y Les Filles du Cadix (Las mujeres de Cádiz).

En 1884, Delibes fue elegido para la Academia.

Delibes es recordado como un maestro de la tradición musical francesa, ligera y melodiosa, como él mismo proclama: «Por mi parte, reconozco que Wagner me hace sentir emociones muy vivas, me provoca entusiasmo. Pero, si como oyente, siento por el maestro alemán una profunda admiración, rechazo, como productor, imitarlo.»

Murió dejando inacabada una ópera, Kassya, que fue orquestada por Jules Massenet, lo que permitió estrenarla en 1893.

Niccolò Piccinni

Niccolò Piccinni.

Niccolò Vito Piccinni1 (Bari16 de enero de 1728 — Passy, París7 de mayo de 1800), fue un compositor italiano, autor principalmente de obras vocales (sobre todo óperas) y también de varias piezas para clavecín y de música sacra. A pesar de que hoy es un autor poco conocido, fue uno de los compositores de ópera más populares de su época, figura central de la escena italiana y francesa de la segunda mitad del siglo XVIII, que contribuyó de manera determinante al desarrollo de la napolitana Opera buffa. Históricamente, tuvo la desgracia de aparecer entre predecesores de la talla de Pergolesiy algunos grandes que le siguieron, como Domenico Cimarosa y Mozart.

Biografía

Alumno del conservatorio S. Onofrio de Nápoles, tuvo como profesores a Leonardo Leo y Francesco Durante y como compañero de estudio a Pasquale Anfossi. Compuso su primera ópera, Donne dispettose, en 1754 y su primera opera seria, Zenobia (1756), fue estrenada en el Teatro San Carlo. En 1758, escribió una nueva ópera, Alexandre aux Indes con un libreto de Metastasio. Después, Piccinni consiguió un encargo para Roma y se mudó allí en 1758, donde tuvo un éxito considerable, con obras como La buona figliuola (1760), basada en una obra de Carlo Goldoni. Compuso a continuación más de cincuenta nuevas obras líricas, y rehizo Alexandre aux Indes en 1774. Pero fue apreciado sobre todo por sus operas bouffes. En 1773, su reputación en Roma comenzó a palidecer frente a la de Anfossi y, en 1776, aceptó una invitación de la corte de Francia y se convirtió en profesor de canto de la reina Maria Antonieta y director del Théâtre-Italien. Decidió entonces consagrarse principalmente a la escritura de óperas y, en 1778, compuso su primera ópera francesa, Roland, que le supuso un importante renombre.

Fue en París donde encontró a otro compositor con el que tuvo una rivalidad bien conocida, Gluck, el reformador de la ópera con el objetivo de introducir en ella más verdad dramática. Su disputa, conocida como la Querella de gluckistas y piccinnistas aumentó la notoriedad de Piccinni, pero al final salió triunfante Gluck. La ópera Iphigénie en Tauride de Piccinni (1781) fue representada dos años después de la obra homónima de su oponente.

En 1783 Piccinni hizo representar Didon, considerada como su obra más lograda. El mismo año, la corte de Francia acordó concederle una pensión. Pero a partir de 1784, atravesó un periodo difícil y la competencia de Antonio Sacchini y de Antonio Salieri le pusieron en dificultades y varias de sus óperas fueron fracasos de público, en particular su Pénélope, en 1785. Conociendo algunos problemas durante la Revolución francesa, se le retiró la pensión en 1791 y el matrimonio de su hija con un jacobino le valió una estancia en prisión. Volvió a Nápoles y de allí a Venecia, donde compuso Griselda (1793). Más tarde, en 1798, regresó a París, donde fue nombrado sexto inspector del Conservatorio de París. Su salud estaba por entonces ya muy deteriorada y no pudo cumplir los deberes de su cargo.